Pronunciamiento de FGER en relación a la situación del Valle del Polochic

Cuando el hambre aqueja y no se brinda la atención necesaria los conflictos son el reflejo de esa realidad

DESCARGUE

Por: Víctor Hugo Herrera Álvarez, secretario ejecutivo FGER

De Todos es sabido que en el Valle del Polochic El hambre si que aprieta a sus pobladores sumado a que hay carencia de empleo y de oportunidades. Para esta zona Estar en la época de lluvias significa la oportunidad de sembrar si se quiere comer algo en los meses después de septiembre.

La zona del Polochic como un reflejo de otras realidades del país afronta una gravísima inseguridad alimentaria y hambruna creciente y resulta lógico y comprensible que las familias y comunidades enteras busquen sembrar cultivos rápidos para alimentarse y garantizar su sobrevivencia.

Sin embargo pese que frente a esta lucha por sobrevivir se exponen a ser blanco de amenazas, intimidaciones y agresiones por parte del sistema de propiedad privada que no deja opciones y reprime a quienes trabajan la tierra a cambio de su sustento.

Para colmo y como una práctica indignante citamos el caso de las 769 familias del Valle del Polochic que han estado a la espera de soluciones de parte de las autoridades para que les fueran restituidas sus tierras luego de los desalojos ocurridos en marzo del 2011.

Es lamentable que un nuevo ataque se produjera en contra de pobladores de la comunidad Cahaboncito, en el municipio de Panzós. Segùn testimonios de los campesinos los responsables de estos ataques son empleados de la empresa cañera “Chabil Utzaj”.

El sábado 25 de mayo, de acuerdo con las declaraciones de representantes de las comunidades, empleados de la empresa “Chabil Utzaj” intentaron desalojar de forma violenta y extrajudicial a 95 familias que ocuparon la Finca “Río Polochic”.

Según testimonios de los campesinos, unos 80 trabajadores de la empresa “Chabil Utzaj” –entre guardias privados y cuadrilleros- irrumpieron en la comunidad a las 11 de la mañana el pasado 25 de mayo, activando sus armas de fuego en su contra, dejando a varios campesinos heridos de gravedad, como evidencia más de 100 casquillos de escopeta calibre 12 y de pistola 9 mm.

Las familias de origen maya-q’eqchi’ pobladoras de la comunidad Cahaboncito, anteriormente accedían a terrenos de la finca “Río Polochic” para cultivar maíz y arroz, pero su sistema productivo tradicional se ve ahora amenazado por la decisión del propietario de dicha finca, de arrendarla a la empresa cañera “Chabil Utzaj” a partir del mes de junio próximo. Nos preguntamos ¿Cómo no iban a reaccionar los campesinos en la defensa de lo que ha sido sus sustento familiar por décadas?

Frente a la situación autoridades municipales, religiosas, (COPREDEH), la Secretaría de Asuntos Agrarios (SAA), la Policía Nacional Civil (PNC), incluida la empresa “Chabil Utzaj”, el Comité de Unidad Campesina (CUC) y la Fundación Guillermo Toriello (FGT). Acordaron suscribir un compromiso para cubrir los gastos médicos para la curación y recuperación de los heridos sean asumidos por la empresa.

Los comunitarios exigen, además, que no se repitan las agresiones e intimidaciones en su contra por pate de la empresa y que el gobierno central acelere las gestiones para dotarlas de tierra según los compromisos ofrecidos.

Las organizaciones campesinas y sociales miembros de la Campaña Vamos al Grano-CRECE, que han acompañado a las comunidades desalojadas en el Valle del Polochic, han hecho púbico su repudio y exigen al gobierno central se garantice la seguridad e integridad de los comunitarios, así como el cumplimiento del compromiso de entregar tierras a las familias desalojadas y de las Medidas Cautelares dictadas por la Comisión Inter Americana de Derechos Humanos, entre las cuales está brindarles ayuda alimentaria de emergencia.

A causa del hambre a la que son sometidas estas comunidades dada la falta de tierras para cultivar, así como la indiferencia gubernamental hacia el caso, han dado origen a la conflictividad social en el área.

Es urgente que el gobierno central honre los compromisos adquiridos con las comunidades desalojadas del Polochic, les cumpla con la dotación de tierras , empleo y oportunidades, además de la seguridad y protección para que no se repitan estos atropellos a sus derechos humanos, por parte de las empresas privadas que se instalan y se imponen sin importarles la situación y condiciones de la gente que desalojan.

Sera importante que se honren los compromisos para evitar más conflictos innecesarios que ponen en riesgo la vida de muchas personas vulnerables a la pobreza y a la falta de oportunidades y contradicen el discurso oficial de hacer prevalecer el estado de derecho y de trabajar por el bien común dotando de bienes, servicios y empleos seguros a la población más necesitada, como en este caso que atraviesa la población del Polochic.

Anuncios

Guatemala: Desalojos en el Valle del Polochic

Las familias de origen maya-q’eqchi’ pobladoras de la comunidad Cahaboncito, anteriormente accedían a terrenos de la finca “Río Polochic” para cultivar maíz y arroz, pero su sistema productivo tradicional se ve ahora amenazado por la decisión del propietario de dicha finca, de arrendarla a la empresa cañera “Chabil Utzaj” a partir de junio.

ESCUCHE entrevistas con pobladores