Causas de la actual crisis en el maíz


México importa más de un tercio del maíz que consume y gran parte de este proviene de Estados Unidos. La sequía en este país traerá como consecuencia el aumento del precio de la tortilla y de otros alimentos y productos relacionados con este grano. ¿Qué opinan las organizaciones campesinas de lo que ocurre? La actual crisis, ¿es producto solamente de las variaciones climáticas? Compartimos aquí algunas de sus respuestas.
De acuerdo con el reporte “Estimaciones agrícolas de oferta y demanda mundial”, presentado el 10 de agosto por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, este país sufrirá una fuerte caída de la producción de maíz y soya como consecuencia de la peor sequía que enfrenta desde 1988.
A inicios del mes de agosto, se realizó una importación de un millón 516 mil toneladas de maíz provenientes de Estados Unidos, justo cuando el precio de este grano aumentó en un 50%. Luis Meneses, de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA), menciona que esta acción no es justificable porque en México anualmente se produce suficiente maíz para satisfacer nuestra propia demanda.
José Jacobo Femat, de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp) menciona que el origen de esta crisis se remonta a los años noventa, década en la que se desarrollaron profundas reformas en materia agrícola en nuestro país que produjeron fuertes afectaciones a los productores nacionales.
Algunas de las empresas que más aprovechan situaciones como la actual, son las comercializadoras, quienes, reciben subsidios por parte del gobierno mexicano que les permiten importar a bajo costo y, por otra parte, imponer un precio de compra de la producción nacional sumamente bajo, que ocasiona el abandono de la labor agrícola por parte de los productores mexicanos.
Olga Alcaráz, secretaria de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo, ANEC, mencionó que para tener acceso a los apoyos para el campo, los productores se enfrentan a una serie de complicados requisitos que los dejan en una posición desventajosa ante las comercializadoras.
La actual situación no solamente tendrá afectaciones para los productores nacionales, de acuerdo con El Barzón, si se atienden a las cifras de la Organización para la Alimentación y Agricultura (FAO), del Banco Mundial y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, este aumento en el precio del maíz tendrá un impacto muy negativo en las condiciones de vida de millones de mexicanos, principalmente en los sectores de menores ingresos que actualmente destinan alrededor del 50% de su gasto en alimentos.
El impulso de la producción campesina constituye una condición para que el Derecho a la Alimentación, establecido en el artículo 4° constitucional, pueda ser ejercido por todos nosotros, son los productores nacionales y no otros los garantes de nuestra soberanía alimentaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s