La conflictividad agraria en Guatemala, una agenda aún sin respuesta

Por: Víctor Hugo Herrera, secretario ejecutivo de FGER

ESCUCHE EL AUDIO DEL EDITORIAL AQUI: http://www.microfonolibre.com/reproductorunico/solo.swf?variables=Editorial25.05.2011

El conflicto agrario en el pais es una tema amplio y complejo,  ha sido una agenda pendiente de resolver por parte del estado,  y con pocas  luces en el camino para encontrar soluciones de fondo a la situación,  en cuanto al rol de los últimos gobiernos el tema ha sido parte de  la agenda de estado, sin embargo son mucho los factores que influyen en que no se aborde como se ofrece en campañas electoreras en donde  se ha ofrecido en un discurso que todo lo puede y too lo resuelve y que ya es de todos conocido.

Pese a que exista buena voluntad  El punto esta al momento de enfrentar los sectores que están detrás de la concentración del poder y del territorio que a su decir responde a un legado o linaje que toma distancia de la realidad y claramente nos presenta lo esencial del conflicto basado en intereses económicos y de propiedad,   en expresiones como desalojos violentos de comunidades enteras,  la falta de propiedad de la tierras de miles de campesinos que la producen en usufructo pero con muchas condiciones y formas de explotación.

Es claro que a lo largo de la historia remontándonos a los años de la colonia a la época liberal, y a la militarización se   la concentración del poder,  la concentración de tierras  y el despojo de tierras y propiedades a familias campesinas han sido una tendencia que conserva su fin último en nuestros tiempos y que se ampara con el manto de la impunidad e injusticia que impera en nuestro pais.
El tema agrario en el pais pese a que lo orientaron  los acuerdos de paz en como una agenda prioritaria de resolución de conflictos y de distribución con criterios de justicia de la propiedad de la tierra,  en reiteradas ocasiones ha  provocado conflictos que han cobrado muchas vidas  y muy dirigido a la  gente  indígena y campesina  que necesita tener el sustento familiar y por ello se ven sometidos a muchos vejámenes, malos tratos y violaciones a sus derechos humanos, en casos extremos hasta han encontrado hasta la muerte en circunstancias diversas pero se coinciden con  la realidad de pobreza y extrema pobreza  a la que muchas familias se ven sometidas y que se ven en la necesidad de  buscar oportunidades de vida.

Para citar un claro ejemplo de conflictividad agraria y de la violencia que lleva consigo, citamos el caso sucedido  el día sábado, 21 de mayo de 2011, cuando  un grupo de 15 elementos de la guardia de seguridad privada de la Empresa cañera Chabil Utzaj, Ingenio Guadalupe,  disparaaron en  contra un  grupo de 64  campesinos  mayas q’eq’chi que se encontraban trabajando en sus tierras de la comunidad Canlun jurisdicción del municipio de Panzós, departamento de Alta Verapaz.  tras el hecho  OSCAR REYES de 34 años,  murió de forma instantánea en el lugar, dejó 5 hijos en la orfandad, además quedaron gravemente heridos los señores: Miguel Chub Cucul, Marcelino Ical Chub, Arnoldo Caal Rax, todos miembros de CONIC, quienes fueron trasladados al hospital de Cobán.

En ese orden La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala pidió a las autoridades investigar  agresión con armas de fuego sufrida el pasado sábado por campesinos de dos comunidades, efectuada por supuestos guardias privados de seguridad de un ingenio azucarero con los rostros cubiertos.

Este hecho como otros que no están aislados nos presenta la   incompatibilidad entre los procedimientos llevados a cabo y las normas internacionales de derechos humanos. si ese fuera el caso   es deber del  Estado de tomar las medidas a su alcance en busca de una solución a la demanda de vivienda y tierra para garantizar la subsistencia de las más de 700 familias desalojadas en aquella zona.

Cuando nos remitimos al hecho,  nos encontramos que La empresa Chabil Utzaj, reclama dichas tierras que son de su propiedad, pero esas tierras están inscritas en el registro general de la propiedad a nombre de la cooperativa Samilha y las familias maya q’ea’chí han sido  mozos colonos que han trabajado por varias generaciones dichas tierras.  y como asi que no tienen derecho a beneficios y a que se les respete su integridad y derecho de  buscar honradamente su sobrevivencia.

Frente al caso  enfatizamos la labor de organizaciones como  La Coordinadora Nacional Indígena y Campesina CONIC, y su pronunciamiento ante la comunidades nacionales e internacionales en Derechos Humanos, al mismo estado de Guatemala y en su orden al ministerio público  para exigir  que se haga justicia, y que  este hecho no quede impune como muchos otros relacionados con la conflictividad agraria en el pais y la expresión de sectores económicamente fuertes frente a la debilidad de gente humilde y campesina que  necesita del estado una respuesta a sus demandas y necesidades.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s